Donar

Ayúdanos a proteger a burros y mulos

Apadrinar

Únete a la familia de apadrinamiento

Visítanos

Ven a conocer a nuestros burros y mulos

Tienda

Cada compra marcará la diferencia

Nuestra alma son los Burros

El Refugio del Burrito se estableció en 2003 y es subsidiario de The Donkey Sanctuary en el Reino Unido, fundado en 1969 por la Dra. Elisabeth Svendsen MBE. Gracias a su devoción y duro trabajo por los burros el Donkey Sanctuary llegó a ser la organización internacional que es hoy día. Hay más de 50 millones de burros y mulos en el mundo. Muchos necesitan cuidados y protección frente a una vida de abandon y sufrimiento, mientras otros aún juegan un papel vital en la vida y felicidad de muchas personas; Ellos son el alma de todo lo que hacemos aquí en El Refugio del Burrito.

Bienvenidos a nuestra familia

Estamos encantados de que hayas decidido compartir nuestro cariño y compasión por los burros y mulos, unas criaturas nobles y cariñosas: Nuestro trabajo se financia totalmente a través de donativos o partes en herencias. Tu generosidad nos ayudará a cuidar y proteger a una de las criaturas más humildes y trabajadoras del planeta y ayudará a enriquecer muchas vidas… te estamos realmente agradecidos.

Últimas Noticias

nuevo rucho en el santuario

La primavera ha llegado y con ellas los días más largos, el canto de los pajarillos alegrando todos los rincones y las plantas...

Burro durante el Festival de Peropalo en Villanueva de la Vera

Ayer, 5 de marzo, como cada año en el pequeño pueblo de Villanueva de la Vera (Cáceres), un festival anual tuvo lugar donde un burro es...

mule el Refugio del burrito

El Refugio del Burrito advierte sobre numerosos brotes de gripe equina en Europa, una enfermedad altamente contagiosa que afecta a todos...

Veterinario y Seprona atienden de urgencia a un burro que agoniza

El pasado lunes 14 de enero tuvimos una experiencia muy dura en la que Refugio del Burrito consiguió rescatar con vida a una veintena...

Pedro lega al santuario

Sin cobijo del sol abrasador, sin alivio de su dolor, sin nadie con la suficiente empatía para acabar con su sufrimiento, Pedro luchaba...